Andina

¡Arriba el telón! Festival de Artes Escénicas Lima 2024 comienza el 29 de febrero

Identidad, nuevas audiencias e intercambio entre el público y los creadores serán los ejes del octavo FAE Lima

Doce producciones peruanas y cuatro extranjeras se presentarán en el FAE Lima 2024. Foto: FAE/Difusión.

Doce producciones peruanas y cuatro extranjeras se presentarán en el FAE Lima 2024. Foto: FAE/Difusión.

10:01 | Lima, feb. 20.

Identidad propia y nuevas audiencias serán dos conceptos centrales en la nueva edición del Festival de Artes Escénicas de Lima, el FAE Lima 2024 que el 29 de febrero levantará el telón para dar paso a 11 días de discusión –en el mejor sentido de la palabra–, presentaciones y proceso creativo.

A modo de idea fuerza para sacar lo mejor del público, los artistas, la dramaturgia, la producción, la logística y los invitados, el lema elegido para esta octava edición del festival es una suerte de celebración del crecimiento: “#Ahora somos más”. 

La frase “se refiere principalmente al crecimiento en el número de instituciones participantes en la organización del evento”, explica Ernesto Barraza Eléspuru, vocero oficial del FAE Lima y decano de la carrera de Artes Escénicas de la Universidad Científica del Sur.


El festival comenzó con cinco socios, a los que más tarde se sumó un sexto, y desde 2018 cuenta con el apoyo del Ministerio de Cultura como presentador del evento. La carrera de Artes Escénicas de la Universidad Científica del Sur se unió en el 2023 como séptimo socio. 

Cambio y adaptación


En los últimos años, el FAE Lima tuvo que adaptarse a circunstancias cambiantes: tras una edición virtual en 2021 por la pandemia y una con programación nacional en 2022, el enfoque en el 2023 se centró en la formación a través de programas como el FAE Incuba y el FAE Forma. 

Sin embargo, este año “el festival vuelve a su esencia internacional y a otras características que lo han posicionado como un punto de encuentro crucial para las artes escénicas a nivel global”, destaca Barraza Eléspuru. 

Ernesto Barraza Eléspuru, vocero oficial del FAE Lima.

Para empezar, más salas se unen para programar obras nacionales e internacionales y se ofrecen más oportunidades gracias a iniciativas como el FAE Forma y el FAE Incuba, agrega el vocero. “Este crecimiento está acompañado por la expectativa de llegar a un público más amplio”.

En esta línea, la fiesta estira un brazo hacia el norte de la ciudad: “Es importante incorporar la sala del campus Lima Norte de la Universidad Científica del Sur, en Los Olivos, con el fin de llevar artes escénicas a áreas de la ciudad que no suelen ser el centro de la oferta cultural local”.

Al filo del reglamento, esta apreciación podría generar escozores. Comas y Puente Piedra, por citar solo dos distritos de esta zona de la capital, son comunidades con una vieja tradición teatral, por lo tanto, la discusión no tendría que ver con la creación sino con el mercado.


Un desafío considerable


Si bien la edición 2024 del FAE es beneficiaria de Iberescena –fondo español que promueve las artes en América Latina– y tiene el apoyo de la Embajada de Australia en Perú, la siguiente pregunta es pertinente: “Para las compañías emergentes, ¿qué tan difícil es lograr estos auspicios?”

“Obtener apoyo puede ser un desafío considerable”, resume Barraza. 

“Programas como Iberescena son fundamentales para el desarrollo de las artes escénicas y compañías emergentes, ya que proporcionan visibilidad e inserción en el mercado. Por eso es primordial que existan cada vez más programas de apoyo como este o el respaldo del Ministerio de Cultura”.


A lo largo del festival, se presentarán doce producciones peruanas y cuatro extranjeras. Además, habrá talleres dirigidos al sector teatral y se mostrará un ‘work in progress’ con proyectos escénicos gestados en el 2023.

“Tendremos también conversatorios después de las funciones de las obras nacionales, brindando a los espectadores la oportunidad de intercambiar ideas con los creadores y permitiendo a estos últimos escuchar las opiniones de la audiencia sobre sus propuestas”, acota.

Y como en años anteriores, se organizará un mercado que facilitará el contacto entre los artistas y los programadores internacionales invitados por el FAE. Asimismo, “tendremos mesas de diálogo sobre accesibilidad en las salas e incubación de proyectos”.

[Lea también: El moralismo políticamente correcto y el populismo fascista: dos caras de la misma moneda]


El papel de las artes escénicas


El 2024 ha sido declarado año del bicentenario de la consolidación de la independencia del Perú y se celebran también los 200 años de las batallas de Junín y Ayacucho, episodios que, desde la épica, sellan la libertad de Sudamérica: ¿es posible que el teatro se sume a estas conmemoraciones? 

“Las artes escénicas deben participar en todos los acontecimientos sociales, no solo de manera simbólica sino también de forma activa –responde Ernesto Barraza–; tienen el deber de cuestionar, reflexionar e interpelarnos como sociedad de forma constante”. 

Así, el contexto del Bicentenario “ofrece una oportunidad ideal para que el arte y el teatro desempeñen esta función. Considero que esta es una parte fundamental de su propósito”, sintetiza.



¡Arriba el telón!


“Invitamos al público en general a asistir a las funciones del FAE Lima que se darán del 29 de febrero al 10 de marzo; las entradas para las funciones ya están disponibles en Joinnus”. 

Además de las presentaciones pagadas, habrá también funciones gratuitas, como la presentación de los ‘work in progress’ de los cuatro proyectos seleccionados para el FAE Incuba que se llevará a cabo en el auditorio de la Universidad Científica del Sur, campus Lima Norte, el 6 de marzo. 

“También podrán disfrutar de la función inaugural de 'La vida en otros planetas' de Mariana de Althaus en el Gran Teatro Nacional el 29 de febrero –detalla el vocero–, así como de las obras regionales que se presentarán en el LUM y en el auditorio del Centro Cultural de España en Lima”.

Todos invitados.

(César Chaman)


Más en Andina:



(FIN) CCH

Publicado: 20/2/2024